Scroll Top
1Aenelmercado
En el mercado hay un gran húmero de maquinaria y herramientas para el sector de la construcción. Actualmente, aunque hay un gran número de maquinaria pesada capaz de llevar a cabo cualquier clase de trabajo, por duro y complejo que parezca, también hay otras máquinas que por su tamaño, potencia y agilidad deben ser muy tenidas en cuenta en muchos trabajos, como las minicargadoras compactas. Minicargadoras, características de esta maquinaria La minicargadora compacta es una máquina dedicada al sector de la construcción. Está formada de un chasis rígido con una cabina desmontable sobre la que es montada una cuchara frontal, aunque hay que decir que ésta no tiene una gran capacidad. Cuenta con un motor, que puede ser gasolina o diesel y también suele estar ubicado en la zona trasera, en la parte donde se unen los brazos de la cuchara con el chasis. Para elevar la cuchara utiliza un sistema hidráulico y permite el montaje de diferentes accesorios para hacer trabajos de lo más variado.
Por otro lado, hay que destacar que el chasis se desplaza gracias a un sistema de neumáticos o de orugas, aunque son más comunes los neumáticos, los cuales son de igual diámetro, pequeños, anchos y con bastante dureza para poder soportar los trabajos más duros. En cierta forma, se parecen a las palas cargadoras, aunque son mucho más pequeñas. A pesar de ello, no hay que llevarse a engaño porque cuentan con una gran potencia, pudiendo hacer trabajos de mucha exigencia.
Su tamaño y potencia son una ventaja, especialmente para aquellas zonas en los que la maquinaria pesada no pueda operar por cuestiones de espacio. Esto hace que cada vez sean más empresas de construcción las que cuentan con el servicio de estas máquinas tan versátiles, potentes, seguras y que pueden trabajar en prácticamente cualquier condición.

Estamos en un mundo muy competitivo y donde todo lo grande tiene una gran cabida, especialmente en lo que a maquinaria se refiere. En este artículo queremos compartir contigo algunas de las máquinas más grandes que jamás se hayan fabricado para la construcción como excavadoras, tuneladoras, etc.

La P&H 4100XPC es una máquina de proporciones épicas. Se trata de una pala de cuerda eléctrica que se utiliza para la retirada de escombros en explotaciones mineras al aire libre. Mide nada menos que 15 metros de altura y tiene potencia y capacidad para mover hasta 60 toneladas de material. Otro auténtico monstruo que puede mover una gran cantidad de toneladas de material, exactamente 47, es la Liebherr 9800 Mining Excavator. Está considerada como una de las excavadoras más grandes del mundo. Pero se queda corto ante las 72 toneladas que puede levantar la P&H L-2350. Se trata de una máquina que tiene 2.300 caballos de potencia, dejando muy atrás a cualquier otra similar. Para transportar tales cantidades de material es necesario camiones con la capacidad suficiente. En este caso podemos hablar del Caterpillar 797F, un vehículo que tiene una capacidad de carga de 363 toneladas y que puede circular a 100Km/h, aunque no podría hacerlo en carreteras convencionales dado que tiene una altura de 6 metros y una anchura de 10. El Bucyrus MT 6300AC es un camión de transporte de material, aproximadamente unas 400 toneladas. Cuenta con una potencia de 3.750 caballos, puede circular a más de 60Km/h, mide 13 metros de alto y su depósito de combustible tiene capacidad de casi 5.000 litros, dejando patente la monstruosidad de sus cifras. Sin duda, se trata de auténticos colosos de la construcción que no suelen verse con frecuencia, solo en proyectos demasiado específicos.

Dejar un comentario