¿Por qué el aluminio es el mejor material para andamios?

Los andamios son una estructura fundamental, facilitan los trabajos de las empresas de construcción en las tareas que se deben realizar a cierta altura.

Existen muchas opciones de materiales para los andamios, pero destaca el aluminio, ya que ofrece múltiples ventajas para que la tarea sea de la forma más sencilla, eficiente y segura posible.

La seguridad es una de las razones más importantes por las que las empresas prefieren este material, ya que se puede decir que es el que más garantiza la seguridad en cualquier circunstancia en la que se lleva a cabo las tareas.

La ligereza es el segundo de los factores que se tiene en cuenta cuando se opta por un andamio de aluminio, es un rasgo que lo diferencia del resto de posibilidades, permitiendo que las tareas de montaje y desmontaje sean con rapidez, sin necesidad de emplear herramientas o técnicas complejas para lograrlo. Se necesita una o dos personas para su montaje, dependiendo de su altura y de la complejidad.

Otra de las características es por su adaptabilidad a cualquier tipo de trabajo, sean las condiciones que sean. Aptos para trabajos en cualquier lugar, ya sea interior o exterior.

Diferentes opciones dentro de los andamios de aluminio:

  1. Andamio fijo: son estructuras estáticas, garantizan una máxima estabilidad y seguridad para el desempeño de cualquier trabajo en la altura.
  2. Andamio móvil: mediante de sus ruedas, garantizan una movilidad cuando se realizar un cambio de ubicación del trabajo, con la garantía de que los sistemas de seguridad ( frenos y bloqueos ) aportarán la tranquilidad necesaria a los operarios en estos movimientos.
  3. Andamio plegable: destinados a trabajos que se realizan en alturas relativamente bajas, especialmente para tareas de limpieza o mantenimiento de instalaciones.

Comparte en redes sociales