Carretillas eléctricas. ¿Es mejor alquilar o comprar?

Las carretillas Eléctricas elevadoras son una herramienta esencial para operar en el almacén.

Son ideales para tareas de carga y descarga, transporte y manipulación de materiales en interiores y espacios reducidos.

Hay que tener en cuenta también que adquirir este tipo de maquinaria es una decisión importante por los gastos que van asociados a la misma. ¿Qué será mejor alquilar o comprar una nueva? ¿Qué ventajas tendrá cada opción?

Ventajas de alquiler de carretillas eléctricas

Por ejemplo el alquiler es utilizar cuando la tarea que se va a realizar tiene periodos de uso cortos o cuando la carretilla es considerada útil para una tarea aislada pero no se trata de una necesidad regular.

Otra situación para la que aplicar el alquiler es en picos de actividad en el almacén, que suelen estar relacionados con momentos clave en la estacionalidad.

El alquiler de estas maquinarias puede ser útil para probar y comparar las máquinas antes de plantear una compra más adelante.

El alquiler está pensado para picos de actividad y para tareas puntuales en el almacén. A largo plazo, se dispara el coste.

Ventajas de compra de carretillas eléctricas

Lo primero que debemos tener en cuenta es que la compra de una carretilla eléctrica nueva implica una gran inversión económica. Por eso se trata de una decisión que ha de ser muy pensada.

En algunos casos la compra de estas maquinarias puede tratarse de una compra estratégica para la empresa, ya que un almacén no puede operar sin esta maquinaria.

Acordar un leasing con el fabricante es una forma de financiar la adquisición de la carretilla a plazos. La última cuota de leasing sería la correspondiente a adquirir la misma, que pasaría a ser propiedad de la empresa. El objetivo final del leasing es tener la carretilla en propiedad, ya que el bien se aprovechará durante el resto de vida útil de la máquina. En este caso, los gastos de mantenimiento y reparación no están incluidos en el contrato.

La compra es la solución más conveniente si la necesidad de este tipo de maquinaria es continuada. El principal obstáculo suele estar relacionado con la cuantía del primer desembolso. Sin embargo, a largo plazo la empresa rentabilizará el coste de la compra inicial.

Entonces, ¿qué es mejor comprar o alquila una carretilla eléctrica? 

La respuesta final está en el uso y el tiempo previsto de la carretilla elevadora. No existe solución que funcione en todos los casos

Comparte en redes sociales