Tipos de carretillas elevadoras en el mercado

No todas las carretillas sirven para todo tipo de usos y aplicaciones. Con la carretilla adecuada podemos ganar tiempo y reducir el riesgo a sufrir accidentes laborales. Por este motivo, es conveniente estar al tanto de la oferta de carretillas elevadoras del mercado. A través de un análisis de sus características, podremos determinar cuál es la que mejor se ajusta en cada caso, y, así, mejorar la seguridad y la productividad de nuestro trabajo.

Transpaleta 

Una transpaleta es ideal para el uso diario. Simple y fácil de manejar la carga, descarga y preparación de pedidos. Con poco impacto medioambiental a bajo precio. Para este tipo de carretilla elevadora existen distintos modelos con funcionalidades extra como la posibilidad de pesar su carga, extra silenciosas o transpaletas que levantan las cargas más rápido de lo habitual (Quick Lift).

Apiladores eléctricos

Los apiladores eléctricos se utilizan principalmente en almacenes para poder cargar y descargar cargas paletizadas sin ningún tipo de problema. También son utilizados en supermercados, y en otros tipos de superficie, como tiendas de materiales de construcción y en fábricas con espacio de almacenamiento limitado. Están disponibles en muchas variantes, en las que el conductor va detrás, al lado o subido en una plataforma.

Un apilador eléctrico se suele utilizar en espacios de trabajo más grandes que las transpaletas,en los que se tienen que mover mercancías regularmente en distancias más largas.

Carretillas retráctiles

Una carretilla retráctil es un tipo de carretilla apropiada tanto para transporte horizontal (misma función que las carretillas contrapesadas) como para el apilamiento (misma función que los apiladores eléctricos) en interiores.  Son especialmente útiles para el almacenamiento de palets por su gran alcance y estabilidad. Pueden llegar hasta alturas de elevación muy altas (de hasta 12 metros con cargas de hasta 1400kg), por lo que proporcionan una excelente flexibilidad, capacidad de elevación y maniobrabilidad.

Debido a su versatilidad, este tipo de carretilla es muy común en almacenes, centros de distribución y empresas de logística en sectores como la fabricación y almacenamiento. Actúan como un tipo de carretilla universal y, a menudo, son indispensables para diferentes operaciones dentro del almacén. Es habitual encontrarlas en almacenes con pasillos estrechos y que, además, requieren altas alturas de elevación. 

Carretillas eléctricas

Una carretilla eléctrica es el tipo de carretilla más apropiada para trabajos en los que se requiere el manejo de cargas pesadas que requieren menor precisión. Se fabrican para capacidades de entre 1 y 60 toneladas y pueden tener una altura de elevación de hasta 7 m. Pueden equiparse con neumáticos distintos dependiendo del tipo de suelo y, por lo tanto, pueden usarse tanto en interiores como exteriores. Se trata de una carretilla muy versátil, se utilizan para cargar y descargar mercancías, transportes a líneas de producción, apilamiento, preparación de pedidos y transporte horizontal.

Comparte en redes sociales