Maquinaria de obra: Zanjadoras

Cuando hablamos de maquinaria de construcción y de obra, tenemos ante nosotros un amplio abanico de equipamiento capaz de realizar cualquier clase de cometido, por complejo y duro que parezca. Dentro de ese gran ecosistema de maquinaria, nos encontramos con las zanjadoras.

Características de una maquinaria como las zanjadoras

Las zanjadoras se suelen utilizar sobre todo en aquellas zonas donde se requiere la instalación de tuberías o cables bajo tierra. Además, para poder adaptarse a cualquier trabajo, las zanjadoras pueden ser de diferentes tamaños. De esta forma se responde correctamente a las necesidades que se tengan en cualquier momento y a la disponibilidad de espacio para trabajar así como a la dureza del suelo y corte requerido para crear la zanja Hoy en día hay varias clases de zanjadoras, con sus características especiales pero todas con un mismo objetivo. Las zanjadoras de rueda son una de las clases que hay, compuesta por una rueda dentada, normalmente de metal. Esto hace que pueda cortar suelos de diversa dureza de forma sencilla aunque también puede trabajar sobre suelos un poco más blandos y a diferentes profundidades. Por otro lado nos encontramos con las zanjadoras de cadena, las cuales tienen la capacidad de cortar suelos de gran dureza y practicar zanjas bastante profundas, ideales para trabajos específicos que requieran de esta clase de características. Esta clase de maquinaria es la que podríamos denominar como pesada, aunque también se pueden encontrar alternativas para trabajos específicos y de pequeña envergadura como las micro zanjadoras. Se trata de equipos de reducidas dimensiones que pueden ser usados tanto para caminos como para hacer zanjas en aceras o calzadas cuyas dimensiones solo permitan el acceso de esta clase de maquinaria. Son robustas, manejables y ofrecen unos resultados excelentes en su labor, por eso son unas de las más utilizadas en obras de reducidas dimensiones. Imagen: Sa Marais

Comparte en redes sociales